skip to content
El método de Marie Kondo

El método de Marie Kondo

Hoy os queremos dar unas pequeñas claves para que cada cosa esté en su sitio y… ¡se mantenga en su sitio! Recurrimos al fenómeno superventas que ha revolucionado a todo el mundo con un nuevo método del orden basado en la filosofía oriental y el feng shui, Marie Kondo.

Podemos dedicar mucho tiempo, esfuerzo y dinero en tener una casa de ensueño, con una decoración cuidada, con pequeños detalles que la hacen única y especial, pero, si no reina el orden en nuestro hogar, tanto esfuerzo es en vano.

 

Kondo
Imagen de La Opinión de Zamora

 

Para que sus enseñanzas funcionen, primero debemos comprometernos con el orden. Kondo asegura que de nada sirve volvernos locos a ordenar una mañana y que a la semana este todo patas arriba otra vez. Debemos integrar los hábitos del orden en nuestro día a día y, así, esta filosofía se apoderará de todos los aspectos de nuestra vida.

 

Kondo
Imagen de El Mueble

 

Una vez hayamos interiorizado este propósito, únicamente debemos seguir 8 sencillos pasos. ¡Pero atentos!, no podemos pasar al siguiente sin haber completado por completo el paso anterior.

 

Paso 1: ¿Te hace feliz? ¿No? Pues deshazte de ello

La primera etapa que nos propone esta gurú del orden es coger uno a uno cada objeto y/o prenda y analizar el sentimiento que nos genera. Si no nos hace felices, debemos desecharlo agradeciéndole el servicio que nos ha proporcionado. Así conseguiremos calmar la ansiedad que nos genera deshacernos de nuestras pertenencias.

 

Imagen de 7Tele Valencia

 

Paso 2: Las categorías son tus nuevas aliadas

En lugar de ordenar por habitaciones, como hacemos habitualmente, Marie Kondo nos propone ordenar por grupos de cosas. Primero la ropa, luego los papeles y archivos, después la comida… de esta manera podremos dimensionar como de desperdigadas tenemos las cosas en casa y poder ubicarlas con mayor lógica.

 

Paso 3: Empieza por lo más fácil, la ropa

La ropa es la mejor categoría por la que empezar ya que es el objeto del que menos nos cuesta desprendernos. Así iremos adoptando este método poco a poco hasta que nos enfrentemos con los objetos más difíciles como fotografías o recuerdos.

 

Paso 4: La ropa por colores y con tres pliegues

Por un lado, si ordenamos la ropa por colores perderemos menos tiempo a la hora de elegir que nos ponemos cada mañana. Por otro lado, si doblamos nuestras prendas en tres y las colocamos verticalmente, como si de una estantería de libros se tratase, podremos ver y coger fácilmente cualquier prenda sin desdoblar el resto.

 

Imagen de Clara

 

Paso 5: Ama lo que tienes

Siéntete afortunado por poseer los objetos que has decidido conservar. Si conforman parte del orden de tu casa te beneficiaran emocionalmente.

 

Paso 6: Sin ayuda de nadie

Lo mejor es prescindir de la ayuda de nuestros familiares y amigos para llevar a cabo el orden de nuestro hogar. Aunque sabemos que tienen muy buena intención, pueden influir en nuestros sentimientos y emociones y hacernos conservar cosas que realmente no nos hacen falta.

 

Paso 7: Combate el “komono”

“Komono” engloba el correo, las facturas, los recibos, la propaganda, las revistas… todos esos objetos que vamos acumulando y desperdigando por nuestro hogar y que son uno de los principales causantes del desorden. Colócalos en una bandeja o en un revistero y acostúmbrate a revisarlos periódicamente para tirar lo que ya no necesitas.

 

Imagen de Clara

 

Paso 8: No compres, reutiliza

Ordenar tu casa no debe consistir en comprar nuevos muebles o cómodas para almacenar. Usa lo que tienes y aprende a sacarle el máximo partido a tu espacio.

¿Parece complicado? ¡No lo creas! Con seguir cada pauta y terminar una tarea antes de empezar otra interiorizarás las enseñanzas de Marie Kondo sin darte cuenta. ¡Tu casa estará siempre de revista sin esfuerzo alguno!

 

También te puede interesar:

Deja un comentario